¿Qué es el Hoshin planning y cómo se aplica en las empresas?

9 minutos

¿Cuál es una de las mejores estrategias para que una empresa esté al día, resolviendo sus procesos internos y desarrollándose positivamente? Exacto, es la mejora continua. Gracias a ella se pueden prever situaciones y mejorar otras, siempre enfocándose en el cumplimiento de objetivos y posicionamiento estratégico del mercado. Esta es justamente la intención del Hoshin Planning; encontrar oportunidades para mejorar.

¿Qué es el Hoshin planning?

El Hoshin Planning, de origen japonés, nace en la década de los cincuenta a raíz de la popularidad de las empresas de dicho país, lo que produjo que varias otras de occidente se sintieran amenazadas. Por esta razón, durante ese período la filosofía del control de calidad y mejoramiento continuo se había instalado hasta en las organizaciones más pequeñas, esto gracias a los conocimientos del Profesor Yoji Akao.

En sí, esta metodología está conformada por una serie de pasos estratégicos que entrega a las empresas una estructura de planificación para alcanzar los objetivos que, al ser compartidos por todos los trabajadores, cada uno contribuye desde su conocimiento y experiencia al cumplimiento de estos, aportando desde distintos puntos de vista.

New Call-to-action

Este sistema ayuda a potenciar la productividad en base a la mejora continua de los procesos, basado en el cumplimiento de los objetivos macro de una empresa, al mismo tiempo que se cumplen metas diarias de cada área y trabajo individual.

Usabilidad del Hoshin planning

Si bien no existe una única manera de implementar la estrategia de Hoshin Planning porque las empresas pueden adaptarla de acuerdo a sus condiciones únicas, hay una usabilidad correcta para implementarla paso a paso.

  1. Establecer la misión, la visión y el estado actual  

Estos estarán alineados con los objetivos macros y futuros de la organización, así como también servirá para identificar o complementar los KPIs.

  1. Determinar objetivos claves

Este modelo apunta a alcanzar metas macros que ayudan a cambiar positivamente a la empresa. Por otro lado, los objetivos de avance pueden centrarse en productos o mercados nuevos, entre otras cosas.

  1. Identificar objetivos anuales

La estrategia permite que los grandes objetivos se puedan ir dividiendo en otros más pequeños que se logren cumplir a corto plazo, lo que hace más viable el trabajo.

  1. Objetivos cascada: desde arriba hacia abajo

Para alcanzar los objetivos de fin de año, hay que fijarse en las tareas que tendrá que cumplir cada departamento y equipo para estudiar cómo cumplirlos. Hay que considerar una comunicación constante para estar al tanto del cumplimiento de la estrategia.

  1. Realizar revisiones periódicas

Siempre hay que revisar que todo esté funcionando correctamente, ya que el Hoshin Planning requiere mucha atención, por lo tanto es necesario un control mensual.

  1. Coordinar evaluaciones anuales

Así como es importante la revisión mes a mes, también lo es una vez al año. Consistirá en una evaluación más rigurosa, donde se compruebe el cumplimiento de los objetivos anuales y a largo plazo. Además se evalúa dónde se encuentra la compañía en ese momento, abriendo la posibilidad a reevaluar las metas si es necesario.

¿Cuáles son los beneficios de implementarlo?

El Hoshin Planning se basa en cinco principios para maximizar los beneficios dentro de las empresas, dentro de los cuales se encuentran:

  • Claridad en los objetivos: cuando se utiliza este modelo, idealmente se deben identificar hasta cinco objetivos que sean comunicables para así alinear a todos los trabajadores y establecer metas.
  • Saber dónde se encuentran: el Hoshin Planning puede ser utilizado como un mapa de ruta hacia donde la empresa quiere estar o en lo que quiere convertirse, de allí la importancia de saber en todo momento en qué etapa se encuentra. 
  • Generar compromiso: el compromiso de los colaboradores es clave para una organización y siendo el corazón de esta metodología, la mejora continua de cada persona debe estar alineada hacia un solo norte, lo que hace que los trabajadores se sientan un aporte real.
  • Entender la priorización de recursos: parte del propósito de esta estrategia es simplificar las decisiones en cuanto a en qué proyectos invertir y cuáles no, así se optimizan de mejor manera los recursos.
  • Obtener información del rendimiento: gracias a los indicadores de desempeño que entrega el Hoshin Planning, la organización tiene una base sólida de información para analizar si se están logrando los objetivos o no y poder intervenir en aquellos procesos que podrían funcionar mejor.

Esta metodología de mejora continua es muy sencilla de utilizar. Lo principal es tener los objetivos claros y desde allí todo fluirá de manera rápida y fácil, ya que puede ser utilizada por empresas de todos los tamaños y servirá para obtener información relevante para un mejor rendimiento.

New Call-to-action

​ ​

​ ​

Suscripción al blog